20 de abril de 2010

GIGANTE (1956). George Stevens. Drama.

Dirigida en 1956 por George Stevens (Raíces Profundas, El Diario de Ana Frank, La historia más grande jamás contada,...), nos cuenta la historia de una familia a lo largo de más de 30 años y de cómo el petróleo transformó la sociedad tejana en el curso del siglo XX. Es una superproducción muy del gusto de la época, basada en una novela de Edna Ferber, que obtuvo nueve nominaniones a los Oscar, consiguiendo finalmente un único galardón, el premio al Mejor Director (el de la Mejor Película fue para discutida La vuelta al mundo en 80 días). Junto a Rock Hudson y Elisabeth Taylor, podemos disfrutar de la compañía del malogrado James Dean en su último papel.

La historia comienza cuando Bick Benedict (Rock Hudson), dueño de un inmenso rancho ganadero en Texas, viaja a Maryland para comprar un purasangre. Se hospeda en la rica hacienda del propietario del caballo, donde rigen la buena educación y las costumbres tradicionales. Allí conoce a Leslie Lynnton (Elizabeth Taylor), una de las hijas de los anfitriones. El flechazo entre Bick y Leslie es inmediato y se casan en la propia mansión aprovechando la estancia del joven Benedict.

El matrimonio se instala en Reata, el rancho tejano propiedad de los Benedict desde hace varias generaciones. Iniciada la convivencia, pronto surgen diferencias ideológicas y culturales entre los esposos. Son dos modos diferentes de entender la vida, radicalmente opuestos y difíciles de conciliar. Leslie no entiende la discrimación que sufren los jornaleros ni las barreras que impiden el trato con los hispanos, reducidos a mera fuerza laboral. Poco apoyo encuentra Leslie entre sus nuevos vecinos y amigos, rudos rancheros en su mayoría, ni en sus respecivas esposas. Únicamente Jett (James Dean), enamorado secretamente de ella, parece comprenderla. Sin embargo, todo este mundo que parecía rígido como una estatua y llamado a permanecer inalterable durante generaciones, sufrirá una convulsión cuando se descubra que bajo las áridas tierras hay gran cantidad de oro negro.


Gigante, por encima de todo, es una historia de amor entre dos esposos que se quieren y que permanecen fieles durante toda su vida. Tienen puntos de vista diferentes sobre muchas cuestiones, algunas fundamentales, hasta el punto de pasar por momentos en que el matrimonio parece que se va a pique. Sin embargo no hay obstáculo que el amor auténtico, hecho de entrega generosa, no pueda superar. Aunque en honor a la verdad, el éxito recae fundamentalmente en la inteligente, leal y cariñosa Leslie. Su fidelidad contra viento y marea a los compromisos libremente adquiridos, es su receta májica sabiamente empleada.

En una película tan larga como ésta, 201 minutos, hay tiempo suficiente para tocar muchos palos. Por ejemplo, asistimos como espectadores de excepción a la tensión entre tradición y modernidad. La primera representada por la tierra, el ganado y la discrimación racial, la segunda por el petróleo y la obscena riqueza que trae consigo. Bick debe decidir entre conservar Reata tal y como ha sido desde hace décadas o rendirse a la tentación del dinero fácil.

También los conflictos generacionales tienen su sitio a lo largo del metraje. El futuro de los hijos está en sus propias manos. Los padres hacen bastante con procurarles una formación adecuada para encararlo libre y responsablemente, pero no pueden pretender guiar sus pasos de forma permanente.

El papel de James Dean es, quizás, el menos agradecido. Un personaje atormentado y desequilibrado a quien la fortuna económica no reporta la felicidad. Se pueden comprar muchas cosas con dinero, pero la felicidad está un paso más allá. Junto a los personajes de carne y hueso hay otro protagonista de excepción, Texas. Pocas películas han retratado mejor este estado sureño.

Año de producción: 1956. País: Estados Unidos. Director: George Stevens. Intérpretes: Rock Hudson, Elisabeth Taylor y James Dean. Duranción: 201 minutos. Público apropiado: jóvenes-adultos. Género: Drama. Más información: Decine21.com.

Óscar al Mejor Director (1956). Nominaciones: Mejor película, Mejor actor (Rock Hudson y James Dean), Mejor actriz secundaria (Mercedes McCambridge), Guión adaptado, Montaje, Dirección artística, Banda sonora y Vestuario.

1 comentarios :

LAPOR dijo...

VAYA PELICULÓN!! UNO DE LAS MEJORES DE ESA ÉPOCA DORADA, REPLETA DE OBRAS MAESTRAS DE GRANDES MELODRAMAS.
Por cieor me acabo de acordar de que el reparto -si ya de por sí era una maravilla, con esa gran triada- lo completaban Sal Mineo y Dennis Hopper, qué grandes, buenísima. Me da ganas de leer el libro. chao!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...