21 de febrero de 2009

EL DESAFÍO. FROST CONTRA NIXON


Televisión y política
Frost/Nixon.

Ron Howard.
Drama biográfico.

El director Ron Howard -magníficas Una mente maravillosa y Cinderella man, pésima El código Da Vinci- recrea la entrevista televisiva realizada en 1977 a Richard Nixon por David Frost. Fue un auténtico éxito mediático, que logró un "share" de 45 millones de telespectadores. ¿Deseos de conocer la verdad sobre el Watergate? ¿Simple morbo por ver a todo un poderoso expresidente hundido y humillado? Seguro que ambas cosas, en mayor o menor medida, empujaron a cada quien frente a la pantalla.

Sobre un guión de Peter Morgan (The Queen), cuya versión dramática triunfó en los escenarios de Londres y Broadway, asistimos a la preparación, desarrollo y desenlace de una entrevista histórica. También nos adentramos en las motivaciones de los protagonistas: uno limpiar su imagen pública de cara un posible relanzamiento político; el otro, conseguir borrar una imagen frívola ganada a pulso y el reconocimiento como profesional serio y comprometido. Cada uno ve, en el otro, un medio para lograr un objetivo más o menos noble. ¿Son realmente tan diferentes? ¿Quién es el villano, si es que alguno lo es?

La película es excelente: el trabajo de Michael Sheen y Frank Langella encarnando fielmente a sus personajes, la cuidada banda sonora y la estructura narrativa simulando un reportaje, redondean un film justamente premiado con cinco nominaciones al Oscar.

Al hilo de la película, me ha dado por pensar en el diferente rasero con que se mide la deslealtad de un político, según la materia o la cualidad del afrentado. Si tiene la osadía de traicionar al poder establecido, las consecuencias seguramente serán nefastas -Nixon-. Por el contrario, si sólo ha mentido a la nación y engañado a su cónyuge, no pasa nada -Clinton-. Esto da una idea de por dónde discurren los valores del modelo social que se nos quiere imponer. Para mí, son dos claros ejemplos de deslealtad, que incapacitarían a una persona para ser depositaria del poder soberano que, no podemos olvidar, reside en la gente corriente como tú y como yo. Nunca deberíamos referirnos a un político como alguien "poderoso", el poder es nuestro y él, ellos, sólo nuestros mandatarios.

Muy bien recibida por la crítica, recomendamos para quien tenga deseos de profundizar en la película, leer atentamente las críticas publicadas en decine21.com y cinemanet.info.

Temas interesantes
: acontecimiento histórico; Watergate; el poder de la televisión sobre la imagen pública del político y como creadora de opinión; condicionantes económicos de los medios de comunicación y su utilización política; la Información como apéndice del poder; ética política y deontología profesional; responsabilidad social y política de los cargos electos; fundamentos del buen gobierno.

Valores
: audacia, trabajo en equipo, necesidad de asumir riesgos, dignidad de la persona.

Dirección: Ron Howard. Principales intérpretes: Michael Sheen y Frank Langella. Guión: Peter Morgan. Público adecuado: jóvenes. Género: drama biográfico.

Tráiler


2 comentarios :

Javier Cercas Rueda dijo...

Hola, soy Javier. He cambiado la dirección del blog Pasen y lean de http://javiercercas.blogspot.com a www.pasenylean.com. Cuanto tengas un momento, te pido por favor que cambies la dirección en tu enlace a mi página. ¡Muchas gracias por enlazarme y un saludo!

CSZ dijo...

Ya está hecho. Gracias por avisarme. Espero que funcione. Un saludo y te reitero que me gusta mucho tu blog. ¡Qué pena no tener más tiempo para empapármelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...